Archivo mensual: noviembre 2011

The Versatile Blogger

Versatile Blogger Award

Menuda sorpresa me he llevado al enterarme de que me han premiado con el Versatile Blogger Award. La verdad es que no me esperaba ver En la punta de la lengua entre la lista de premiados en varios de los blogs que leo habitualmente.

Los responsables son Isabel García Cutillas (El traductor en la sombra), Vanessa Lorite (Tradúceme despacio que tengo prisa) y Rai Rizo (Letras de Sastre. ¡Muchas gracias a los tres por el premio! Aunque no suela comentar vuestros artículos, ¡os aseguro que me los leo todos!

Ahora me encuentro en el compromiso de contar 7 cosas sobre mí. Veamos:

  1. En realidad yo era de ciencias. Estudié el bachillerato científico-técnico y estuve a punto de empezar Teleco, pero mi amor por el inglés fue mucho más fuerte y comencé mi querida Filología Inglesa de forma vocacional, ¡y mirad cómo ha acabado todo!
  2. Soy cinturón azul de taekwon-do. No es nada impresionante, pero comencé con 22 años y, al igual que las lenguas, es bastante difícil mejorar cuando superamos la edad límite. En fin, me vi obligado a dejarlo cuando empecé a mudarme de un sitio a otro.
  3. Se puede decir que he sido músico. Toco la guitarra eléctrica desde hace unos añitos, e incluso llegué a tocar con un grupo de amigos por varios bares y locales de La Mancha profunda e incluso grabamos una maqueta.
  4. He salido en la tele: cuando tenía ¿6? Años aparecí en dos programas de Juego de Niños, en TVE. Además, he aparecido en el anuncio local de una papelería y en el de una compañía inglesa de transportes.
  5. He puesto voz a un anuncio de una importante compañía de servicios informáticos. Fue bastante curioso: cuando se pusieron en contacto conmigo dijeron que necesitaban mis servicios lingüísticos, una vez en el punto de encuentro me enteré de que era un doblaje y, ya que estaba allí, no me quise ir con las manos vacías.
  6. Odio los domingos en España, sobre todo en invierno. Eso es algo que descubrí al viajar al extranjero. A no ser que vivas en una gran ciudad, no hay nada que hacer un domingo.
  7. Comencé a escribir este blog para un curso de diseño web. Muchos ya conoceréis el proyecto Tradusfera. Al final me quedo con el blog, me ha gustado mucho la experiencia y, ¿quién sabe si retomaré Tradusfera también?

Ha sido bastante difícil seleccionar a mis nominados, así que he decidido hacer una criba a aquellos que ya han recibido el premio. Por lo tanto, el premio se lo paso a:

  1. Filóloca
  2. Melodía de traducción
  3. Méteteme
  4. (Nunca) sobran las palabras
  5. El taller del traductor
  6. [Sé lo que] Traducistes
  7. La prueba de lo ajeno
  8. Algo más que traducir
  9. No disparen al traductor
  10. Perdido en San Borondón
  11. Tú serás mi voz
  12. Con el calco en los talones
  13. La paradoja de Chomsky
  14. Mox’s blog
  15. Azote ortográfico

A continuación, las normas para mis nominados:

1) Agradécele al que te ha premiado y añade un enlace a su perfil o bitácora en tu entrada.
2) Comparte siete cosas sobre ti.
3) Pásale el premio a 15 bitácoras que hayas descubierto recientemente y que disfrutes leyendo.
4) Contacta a los bitacoreros que hayas escogido para que sepan que les has dado el premio.

¡Adelante!

4 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

¡Cuidado con los ojos!

Al igual que en muchas otras profesiones, en la traducción es habitual dedicar largos periodos de tiempo al día delante del monitor. Durante todas estas horas, nuestros ojos se exponen a diversos factores que pueden hacer que, días tras día, nuestra visión se resienta.

Muchos de los consejos que he recibido de mano de familiares y profesores coinciden completamente con todo lo que podáis encontrar en la red de redes. Sin embargo, algunos compañeros traductores y programadores me han desmitificado una de las indicaciones que llevo oyendo más años.

Los consejos más básicos y de los que derivan muchos otros son:

  • invertir en un buen monitor;
  • hacer uso de la iluminación natural;
  • evitar deslumbramientos y reflejos;
  • descansar la vista cada cierto tiempo;
  • utilizar contraste alto y brillo bajo;
  • ¿utilizar texto negro sobre un fondo blanco?

Pues sí, este último lo he escuchado cientos de veces, y no es ninguna mentira, pero siempre hay un pero. Bien, los ojos leen con mayor facilidad cuando se trata de caracteres negros sobre fondos muy claros; a mayor contraste, mayor facilidad para distinguir los caracteres.

Hasta aquí perfecto, pero ¿qué sucede si nos vamos unos días a la nieve sin gafas de sol? Bye bye retinas.

Si dedicamos mucho tiempo con la mirada fija en un punto con un contraste tan alto terminaremos con problemas igualmente. Como decía, algunos traductores y programadores que conozco optan por cambiar el fondo por un tono levemente grisáceo para trabajar con procesadores de texto y líneas de comando.

Para configurar el fondo en Windows (varias versiones) tendremos que ir a:

Panel de control> Color y apariencia de las ventanas> Configuración> Opciones avanzadas> Ventana

Cambiamos el blanco por un tono grisáceo y arreglado. Esta configuración se aplicará tanto a las ventanas como al fondo de página de la mayoría de programas como MS Word.

Espero que os haya gustado mi briconsejo y os invito a compartir otras ideas.

6 comentarios

Archivado bajo comienzos, consejos