Archivo mensual: julio 2011

Un vistazo a Déjà Vu X2

Hace unas semanas que ATRIL ha lanzado la nueva versión de su producto estrella Déjà Vu. El nuevo Déjà Vu X2 (DVX2) promete muchas novedades y, al fin, he logrado ponerle las manos encima. A continuación os ofrezco una breve reseña de la nueva versión en comparación con la anterior.

Comenzando un proyecto

Las opciones principales para crear un nuevo proyecto son exactamente las mismas que en DVX. La creación de una nueva memoria de traducción y su gestión son exactamente iguales y ofrecen las mismas opciones que en DVX. No incluyen ninguna novedad excepto el entorno gráfico, que parece calcado de otras herramientas TAO.

La gestión de terminología tampoco ofrece novedades. Es más, sigue ofreciendo problemas de reconocimiento en español en cuanto a flexiones de género y número a la hora de validar la terminología, pues las detecta como inconsistencias.

Por el contrario, la alineación de archivos ha visto algunas mejoras entre las cuales cabe destacar la alineación de más de un documento por proyecto de alineación. A pesar de que es un punto a su favor, personalmente creo que es una función que ya debería haber estado presente en DVX.

Editor y el proceso de traducción

El editor es visualmente mucho más atractivo e integra (al fin) una ventana de explorador, donde podemos comprobar el número de palabras por documento y por proyecto al igual que el porcentaje del proceso de traducción. Aunque el editor continúa utilizando un código de colores para representar el estado de cada segmento, ahora se incluye una pequeña marca de visto bueno para representar los segmentos validados.

Además se incluye una opción que se echaba en falta en la anterior edición. Ahora podremos exportar los documentos antes de haber terminado la traducción.

También incorpora por defecto la nueva opción de autoescritura, es decir, si en el segmento de origen aparece un término presente en algunas de las bases de datos (lexicón, glosario o memoria de traducción), el editor nos ofrecerá la opción de incluir el término con tan solo escribir las primeras letras. Aunque no es una novedad en las herramientas TAO, si que es novedoso en cuanto a DVX2, ahorrándonos bastante tiempo a la larga.

Por otro lado siguen ocultando los códigos de formato, mostrando simplemente un código numérico que deberemos descifrar por nuestra propia cuenta para poder determinar si se trata de un hipervínculo, un tipo de fuente, etc.

Mejora en el ensamblado de segmentos

ATRIL promete haber mejorado DVX2 en cuanto a su funcionalidad en cuanto al ensamblado de segmentos. Al igual que en DVX, ofrece una opción de pseudotraducción, es decir, propaga segmentos con alta coincidencia en la memoria de traducción sustituyendo las diferencias por términos extraídos de forma inteligente de la memoria de traducción y de su Lexicón.

 Puntos a favor

Incluye total compatibilidad con Google Translate, lo que puede agilizar el proceso de traducción a la hora de pretraducir algún segmento a modo de borrador. También cabe mencionar que es totalmente compatible con DVX, pudiendo abrir documentos de la anterior versión y viceversa.

Puntos en contra

Las novedades incluídas ya deberían haber estado integradas en la anterior versión.

Sólo veremos mejoras del ensamblado si tenemos memorias de traducción y bases de datos de miles de segmentos y términos. Además, sigue sin reconocer categorías gramaticales, por lo que, en ocasiones, ofrece frases sin ningún sentido en español.

3 comentarios

Archivado bajo herramientas